Coronavirus, el impacto que está teniendo en la industria deportiva

17 de abril de 2020

La pandemia provocada por el coronavirus trae aparejada una crisis económica que tendrá impacto sobre prácticamente todos los sectores y el deporte con toda su actividad suspendida no es ajeno a esta. A nivel del deporte profesional el impacto será considerable, pero hasta cierto punto se podrá soportar, ya que con la suspensión de la Eurocopa 2020 y la Copa América 2020 las ligas nacionales han ganado tiempo para intentar cumplir con sus calendarios, un escenario ideal para proteger así sus ingresos de derechos televisivos y sus acuerdos de patrocinio. 

Coronavirus en la industria deportiva

Incertidumbre, el hilo conductor de la crisis del coronavirus 

Hasta la fecha es imposible prever el impacto económico final que acabará teniendo el coronavirus en la industria deportiva, ya que si bien si bien se busca reanudar la actividad, por el momento no existe una previsión exacta. 

Día a día estamos expectantes de si las competiciones deportivas, tanto en España como en el resto del mundo se realizarán según la estructura y previsión de principio de temporada y cómo evolucionan los pilares que sostienen esta industria.

En el ámbito del fútbol español, LaLiga continúa trabajando en la elaboración de un protocolo de seguridad para la disputa de partidos a puertas cerradas, mientras barajan tres posibles fechas para el reinicio de la competición: 29 de mayo, 6 de junio o 28 de junio.  

El impacto en patrocinios deportivos

Con la suspensión de la actividad deportiva y su televisación a raíz del coronavirus, el primer impacto que han sufrido los patrocinadores de competiciones y equipos ha sido la pérdida de cuota de pantalla y por ende de visibilidad de marca. Pero esta pérdida en la mayoría de los casos puede ser compensada con la producción de branded content como una alternativa para mantener el vínculo con el consumidor ofreciendo contenido de calidad, principalmente para redes sociales, ya que se estima que el consumo de estas a aumentado cerca de un 50% durante el confinamiento. 

Pero dilatar el final de la temporada deportiva también tiene un impacto sobre los contratos. En este apartado el término de contratos puede afectar tanto a jugadores como a acuerdos de patrocinio, principalmente sobre a aquellos que a priori acababan esta temporada. Se espera que estos contratos se mantengan hasta que se termine de disputar la temporada, pero a falta de saber si esto será posible, la solución final todavía es incierta.  

A nivel derechos televisivos

Una de las principales fuentes de ingresos del deporte profesional son los derechos televisivos. Estos están fundamentados en contratos con bases jurídicas y son revisados punto por punto por equipos de especialistas legales. Es verdad que en este caso podría darse la posibilidad de que el coronavirus fuera interpretado como una causa de fuerza mayor y en ese caso un seguro salvaguardia buena parte de la estimación de ingresos. Pero la realidad es otra, LaLiga estima que de no concluirse la actual temporada dejaría de recibir cerca de 260 millones de euros por derechos de televisación. Esta pérdida de ingresos tendría un impacto directo sobre los clubes, principalmente sobre los más pequeños más dependientes de estos ingresos. El actual detentor de estos derechos es Telefónica, cuyo interés también es que las once jornadas restantes se disputen, ya que de no disputarse la teleco vería sus ingresos de publicidad y suscripciones mermados, al no poder cumplir con sus anunciantes y abonados.